La internacionalización de las PYME es una de las prioridades de la Comisión Europea para superar la crisis

El pasado 9 de noviembre la Comisión Europea presentó una nueva Comunicación: “Pequeñas empresas en un mundo grande: una nueva asociación que ayude a las PYME a aprovechar oportunidades globales”. En esta Comunicación se pone de manifiesto que las PYME de la Unión Europea (UE) deben aprovechar mejor los mercados emergentes con rápido crecimiento, como los de China, India, Rusia o regiones como Asia Sudoriental y América Latina, como una cuestión clave para superar la crisis.

Según este documento, las PYME europeas, de las que sólo el 13 % tienen actividad internacional fuera de la UE, se enfrentan a dificultades concretas a la hora de aprovechar el mercado global, especialmente para acceder a información sobre los mercados, localizar posibles clientes y encontrar socios idóneos. También afrontan otras cuestiones más complejas, como el cumplimiento de las leyes extranjeras, por ejemplo relativas al derecho contractual, las normas aduaneras, los reglamentos técnicos, la gestión de la transferencia de tecnología y la protección de los derechos de propiedad intelectual o industrial. Para abordar estos retos, las PYME suelen contar con menos conocimientos especializados y menos recursos financieros o humanos internos que las grandes empresas.

Por otra parte, las 23 millones de PYME que hay en Europa representan dos tercios de los puestos de trabajo del sector privado. Sectores como la maquinaria y los bienes de equipo o los productos químicos en Brasil, o la energía en la India, han permitido que las empresas de la UE obtengan mejoras significativas en sus resultados. Con el objetivo de facilitar este camino a PYME, la nueva estrategia de la UE quiere impulsar su internacionalización, y brindarles el apoyo necesario a través de las siguientes medidas:

  • Reforzar el suministro actual de servicios de apoyo en los mercados prioritarios.
  • Mejorar la estructura de gobernanza de la Red Enterprise Europe Network para colaborar mejor con organizaciones de acogida y partes interesadas.
  • Aumentar la coherencia de los sistemas de apoyo a nivel de la UE para aumentar su impacto. Existen actualmente más de trescientos programas de apoyo a nivel nacional, que se centran a menudo en una única región en fase de crecimiento mientras emergen nuevas regiones que también crecen.
  • Promover agrupaciones (clusters) y redes para la internacionalización de las PYME.
  • Organizar una colaboración paneuropea en los mercados prioritarios para aprovechar al máximo los fondos públicos que se gastan.
  • Crear un portal virtual único de información a las PYME que deseen realizar negocios más allá de las fronteras de la UE.
  • Potenciar las políticas de la UE existentes para acelerar el crecimiento internacional de las PYME europeas.

A través de esta Comunicación, la Comisión Europea anima a los Estados Miembros a que trabajen en estrecha colaboración con la Comisión en la tarea de reforzar el entorno de apoyo para el crecimiento internacional de las PYME europeas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*